Por Antonio Cornadó

copia del artículo en el periódicoHace unos días tuve una conversación con Elena. Es una brillante ejecutiva bancaria. Hablamos sin prisa. Hubo buen humor, empatía y escucha. Fue una conversación profesional, pero esta vez el foco estuvo puesto en la situación y las necesidades del cliente, no en las prioridades comerciales del banco.

La diferencia se debe a que Elena ha cambiado de empresa, harta de trucos de mago de cumpleaños, confeti y espumillón de chino. Adiós a la venta forzada de seguros, planes de pensiones y alarmas. La nueva empresa solo se dedica a lo que de verdad sabe hacer, banca. El resultado para mí, para Elena y para su nueva empresa es infinitamente mejor.

Hay una parte importante de la gestión directiva que tiene que ver con la motivación, es decir, con las razones por las que los empelados se vinculan a un proyecto. No es una cuestión de fe, sino de confianza. Y la confianza es una vía de doble dirección: por un carril circula el conocimiento que un empleado tiene de su empresa y su trabajo y por el otro va el orgullo de saber cómo él contribuye al objetivo final. Un asunto que ahora llaman engagment, es decir, compromiso.

Las empresas de más éxito han hecho de la comunicación esa vía por la que circula la confianza. la comunicación ayuda a mantener y fortalecer el compromiso, da sentido y orientación a las decisiones y facilita que la imagen de la compañía se identifique con su realidad.

El compromiso se gana con la transparencia, pero también con el ejemplo de los directivos, la coherencia de las políticas, la claridad de los objetivos y la capacidad de explicar y hacer comprender los proyectos.

Este mes se cumplen 800 años del inicio de la catedral de Burgos. Es conocida la historia del cantero al que preguntaron por su esmero en tallar un pequeño detalle de una de las agujas, invisible desde el suelo. Respondió que él, con su humilde trabajo, también estaba ayudando a construir una gran catedral. De eso va el compromiso.

Artículo publicado originariamente en El Diario Montañés en julio de 2021.